Destruyen oficinas de Alcaldá en Cajicá: Violentas manifestaciones de la tarde y noche del jueves se vivieron con mayor intensidad en Soacha, Fusagasugá, Zipaquirá, Chía y Cajicá. Todo comenzó con la muerte del abogado Javier Ordoñez en Bogotá el martes pasado (8 de septiembre)

 

Aunque de momento no se tienen reportes oficiales sobre las afectaciones, se sabe de daños en estructuras públicas, vías y negocios conforme a reportes conocidos desde las primeras jornadas de protestas el miércoles anterior. (Ver: Violentas protestas en Soacha, Facatativá y Mosquera, Cundinamarca )

En Cajicá, Sabana Centro, lo que se pesó sería una marcha pacífica terminó con la toma del edificio de la alcaldía; varias oficinas fueron destruidas y sus muebles lanzados a la calle.

La delicada situación llevó a que el Gobierno Municipal decretara el toque (Decreto 123)   de queda entre las 5 de la tarde del jueves 10 y las 5 de la mañana de este viernes.

Zipaquirá igualmente observó concentraciones en el centro de la ciudad en donde se escucharon voces de rechazo a las políticas del gobierno, pero en especial por la muerte de jóvenes en las manifestaciones de las últimas horas principalmente en Bogotá.

En Fusagasugá grupos de manifestantes rompieron baldosas y pisos del parque principal para proveerse de piedras y elementos con qué atacar a la policía que trataba de controlarlos.

Parece ser que el grupo de promotores de los desórdenes pretendían llegar a las instalaciones del Gaula y la Sijín ubicados sobre la calle séptima entre calles 7 y 8. (Ver: Un herido y daños parciales al comercio dejan disturbios en Fusagasugá, Cundinamarca )

A su vez en Soacha se vivieron momentos complicados en diferentes puntos, particularmente en Compartir, San Mateo y Ciudad Verde.

Ante esas escenas el gobernador de Cundinamarca, Nicolás García, se pronunció de manera particular. (Ver: Nicolás García se expresa gráficamente sobre los disturbios en Cundinamarca )