Espontáneo arriesga su integridad para evitar que se quitara la vida; la rescató de las contaminadas aguas de la represa del Muña cuando el hecho se encontraba en su condición más crítica.

 

Ocurrió en horas de la mañana de este lunes (20 de enero) en un punto entre el barrio Pablo Neruda y la Escuela de Policía, a pocos metros de la carrera de ingreso a Sibaté de acuerdo a informaciones oficiales.

Sobre las pretensiones de la mujer se percataron unidades de vigilancia de una empresa que opera en la zona; vieron que se movía de forma extraña dejando notar claramente sus intenciones.

Fue entonces cuando decidieron actuar; trataron de persuadirla, pero ella no atendió razones y siguió adelante con su fatal propósito. Detrás de ella y sin medir consecuencia un adolescente se sumergió hasta alcanzarla y ponerla a salvo en la orilla de la represa.

Ya con la Policía y Bomberos en el lugar la tranquilizaron y remitieron al Hospital de Soacha, Cundinamarca, en donde recibe atención médica y ayuda sicológica.

De ella, cuya identidad las autoridades mantienen en reserva, se sabe que vive en Bogotá y que estuvo o se encuentra vinculada con el SENA.