Puerta a puerta la administración busca que ningún niño o joven se quede por fuera de las aulas este año. El proceso será desarrollado en todos los sectores del municipio, especialmente en zonas rurales.  

 

La brigada, liderada por el despacho de la primera gestora social de la ciudad, Hortensia Fajardo, acudió a la vereda El Tunal con el propósito de aumentar el índice de matrículas que evite el cierre de la escuela del lugar.

Procesos similares serán adelantados a lo largo de los próximos días hasta cuando se cumplan los objetivos propuestos por el alcalde Wilson García, en este frente.

La Secretaría de Educación de Zipaquirá, Cundinamarca, reforzará la misión en zonas con mayores problemas por deserción escolar.