Publicidad

Madurovirus: la peor cepa de Venezuela

Madurovirus
Compartir

Por: Luis Hurtado

Hoy me senté en la tranquilidad de mi hogar a pensar en los niños, no olvidó nunca el sufrimiento de los míos en Venezuela a causa de Madurovirus.

Opinión: Luis Enrique Hurtado. 

Entre una cosa y otra a mi mente vino la interrogante ¿ Cómo la estarán pasando ahora en pandemia? Sonreí al concertar que los que ahora son niños, han crecido en pandemia, una más mortífera que el Covid-19, una que ha encerrado y encadenado al país: el Madurovirus, nacida de un mal que aniquila a la Nación desde hace 21 años.

Por allá por el año 99 se conoció a la Infuenza que llegó al Poder, siendo la base de muchos linajes que fueron mutando con el pasar de los años.

Tuvo su origen en Barinas y de allí el virus se hizo incontenible por todo el territorio, logrando infectar otras naciones, esas que veían en Venezuela la preciada cura (el petróleo), biológico que no le sirvió al mismo país.

Vendieron el Socialismo como la medicina, pero ese remedio fue peor que la misma enfermedad. Destrozaron instituciones, sistemas y el país completo en la revolución bonita más horripilante que jamás haya tenido la patria de Bolívar.

La Vacuna no tardó mucho en llegar, en el 2002 el primer estallido, sin embargo la buena voluntad fue aplacada a tiros y plata. Nadie piensa bien con una pistola en la sien.

El sistema sanitario nacional contra esa Infuenza era el CNE, 19 elecciones y el mal seguía mutando, hasta que fue víctima de si mismo. El Cáncer lo acabó, así como ese cáncer que fue Chávez para todo el país. Sin embargo tuvo su gran metástasis, la más demoledora, la peor cepa: el Madurovirus.

Esta enfermedad que se concentra en el Palacio de Miraflores y que infectó a más de 50 millones de venezolanos, tiene 23 linajes repartidos en las Gobernaciones del país.

Es la peor pandemia, pues no obligó al teletrabajo, acabó con las empresas de telecomunicaciones.

Confinó al pueblo a una vida de miserias, lo encerró en todas las precariedades jamás antes vistas.

Colapsó por años las redes de hospitales públicos y quebró el sistema sanitario privado en la nación.

La educación, una de sus grandes banderas, deteriorada. Hoy los pupitres de estudiantes universitarios son usados como madera para fogón, ante la ausencia de gas.

Pico y Cédula, nada nuevo. En Venezuela el problema no es cuando te toca comprar, sino que ya no hay que comer, el gobierno decide hasta como te alimentas.

Y como toda pandemia, las muertes. En Venezuela a lo largo del Madurovirus por la medida pequeña se pueden contabilizar más de 30 mil muertes por hambres, violencia o falta de medicamentos. No hay estadísticas oficiales porque todo lo maneja el Estado.

Entretanto el país sigue condenado a vivir contagiado por este virus que baila y mantiene siempre el distanciamiento social a las Gotitas Milagrosas de JGH.

Hasta una próxima taza de café…

Comparte todas nuestras informaciones en Telegram,InstagramFacebook y Twitter para recibir en directo actualizaciones y recuerda visitar Comercio Al Día

 

Publicidad

Otras noticias

icetex-24-10.icetex-24-10.
Zarpazo presupuestal

#Opinión El gobierno desfinancia ICETEX. Ningún parlamentario, y menos la prensa, ni siquiera la independiente, se ha dado cuenta del

Cómo conducir bajo la lluvia.

Es uno de los factores que más accidentes viales causa. No tenemos ningún control sobre el clima, pero si podemos

Fake News: ¿Sabemos lo que compartimos en Redes Sociales?

Alrededor de hechos sucedidos en Colombia en las últimas semanas, se han visto muchos casos de desinformación o Fake News,

Mi problema con los “coach”

Esta semana me encontré con dos cosas que me hicieron pensar en la responsabilidad de lo que los llamados “coach”

Entre ellos puede estar el nuevo Secretario de Gobierno de Fusagasugá, Cundinamarca

Tras aceptar la renuncia del secretario de Gobierno de Fusagasugá, Miguel Antonio Peña Peña, el alcalde de la Ciudad Jardín, Jairo

Omar Orlando Ortiz, Fusagasugá, Cundinamarca
“A grandes males, grandes remedios”

Difícil situación vive nuestra humanidad y como líderes nos corresponde invocar a la solidaridad, fortaleza y cariño de nuestra sociedad.