Dos Plantas de Tratamiento de Aguas Residuales comenzaron a funcionar en su primera fase; una  de ellas es la PTAR de Madrid y la segunda es la PTAR de Mosquera, obras cofinanciadas por la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca- CAR. 

La primera está diseñada para tratar 163 litros de agua por segundo; mientras que la PTAR de Mosquera está diseñada para tratar 400 litros, ambas mediante un sistema de lodos activados de aireación extendida. 

La PTAR de Madrid, para la cual se hizo una inversión superior a los 35 mil millones de pesos, 31.200 de ellos aportados por la CAR, permite la remoción de carga contaminante del 60% de las aguas residuales del municipio, y la de Mosquera del 70 por ciento, con una inversión de 27 mil millones de pesos.

Las dos plantas servirán para sanear el río Subachoque, uno de los principales afluentes del río Bogotá. Cada una beneficiará a una población cercana a los 80 mil habitantes.

El director  de Infraestructura ambiental de la CAR Rossemberg González, les recordó a los municipios y las empresas de servicios públicos, la necesidad de desarrollar todos los mecanismos para garantizar la sostenibilidad  del sistema de tratamiento de aguas residuales. 

Estas plantas se suman a las más de 10 entregadas por la CAR, en cumplimiento de la sentencia del Consejo de Estado, que ordena la recuperación integral del río Bogotá en toda su cuenca.