Publicidad

Día del campesino, ¿realmente importan para los gobernantes?

Compartir

Por: Alejandro

Por estos días de efemérides para nuestros agricultores colombianos, bien vale la pena hacer algunas reflexiones en el entorno de lo que significan, primero para los demás ciudadanos y, segundo, para el gobierno en lo local, seccional y nacional.

 

Opinión:

Por Armando Ramírez Olarte

Mientras que naciones como China, Corea, Estados Unidos, entre otros, hacen manifiesto su interés por tener aquí sus terruños, y no pequeños, con el único y exclusivo fin de poder cultivar, producir y llevar hacia sus territorios los bienes agrícolas, previendo precisamente lo que desde ya es a futuro no lejano la seguridad alimentaria, en nuestro suelo patrio el descuido y el desinterés del gobierno hacia nuestros campesinos, no cesa.

Muy a pesar de que el Plan de Desarrollo y, los locales y seccionales, dicen que estamos en un país donde la vocación es eminentemente agrícola, lo que no es un secreto, no se avista una apuesta efectiva y eficaz por la agricultura, muy a pesar de que nuestro territorio es un verdor enorme y con mucha posibilidad para que se le eche una mano a nuestros campesinos, que conlleve un acompañamiento real del Estado con políticas serias y reales para ellos.

Países como Brasil lograron salir de su atraso, de su crisis, apostando por la agroindustria, pero ese tipo de ejemplos no importan a los gobernantes de turno, donde los intereses son otros, como la nominación y alcance del Nobel de Paz. No significa esto que la paz deje de tener importancia, lo que sucede es que no puede convertirse en la obsesión presidencial para que se dejen de lado aspectos importantísimos de nuestro desarrollo.

Si se valorara la declaratoria de Paisaje Cultural Cafetero como posibilidad de un verdadero programa de desarrollo, donde entran en juego aspectos culturales, sociales, tecnológicos, educativos, formativos, turísticos, otra sería la política de la locomotora minera; porque el desasosiego de nuestros pequeños y medianos caficultores es de tal magnitud ante el desinterés y abandono estatal, que las nuevas generaciones están perdiendo su arraigo e interés por el campo.  

De no menos importancia, el hecho de que nuestros campesinos tengan que salir a la calle a protestarle al gobierno de turno, primero, por su total desinterés hacia ellos y sus situaciones problemáticas, sino que como segunda medida deban hacerlo por el incumplimiento de sus acuerdos con el sector agrícola. Eso es muy diciente.

La importancia de los campesinos y agricultores para la ciudadanía y el país es mayúscula, no solo por su aporte desde la productividad y el sustento poblacional, sino también por lo que significan desde su tenacidad y orgullo y amor por su suelo, quizá como ninguno, ante lo que se impone un llamado al gobierno nacional, para que les mire de otra manera y les brinde un tratamiento diferente, acorde con su importancia  y el respeto que merecen. 

Publicidad

Otras noticias

papa-francisco-19-10
En el nombre de Dios

Solo un milagro haría que los poderosos de la tierra escuchen la homilía del papa Francisco sobre la Doctrina Social

opinion-candidatos-sin-color
Candidatos presidenciales “no tienen color ni sabor”

Les falta encanto, liderazgo y el “don” para ser ídolos de multitudes Opinión Por: Bernabé Gámez Hernández Quién lo creyera,

opinion-bandera-blanca.
Juventud, divino tesoro

En un sinfín de adversidades y pesadumbres, la juventud colombiana se desenvuelve en un país indolentemente gobernado por una oligarquía

duque-04-10
Así no, no es un no

La verraquera del no por la paz. “La paz no es patrimonio político de una persona”, dice Duque. Pero, impedir

andres-arias-01-10
¿Cómo saldar la deuda con los jóvenes?

Representatividad de la juventud en Colombia: un desafío de todos. Los hechos de los últimos meses confirman que es necesario

onu_-guterres.
Catarata de crisis

Contradicciones.  “Debemos cerrar la brecha entre ricos y pobres”, dice la ONU… Pero el FMI lanza una emisión extraordinaria de