Publicidad

Colombianos: al “rebusque”

Compartir
Compartir

… O camellamos… o no comemos… El presidente Duque, luego de una cuarentena muy rígida, permitió la reanudación de actividades laborales en el sector de la construcción y manufacturas, además de otros reglones de la informalidad.

 

Opinión

Por: Bernabé Gámez Hernández

El gobernador Nicolás García asume el liderazgo para reactivar la economía en los municipios del Cundinamarca a partir de este 27 de abril.

Luego de experimentar diversas sensaciones como consecuencias de este prolongado encierro, millares de hombres y mujeres en ciudades y municipios a partir de este 27 de abril saldrán a su vida laboral en sectores de trabajo material y de muy baja remuneración por su esfuerzo.

La cuarentena obligada por la peligrosidad de un virus letal produjo en los seres humanos una serie de reflexiones sobre el futuro de la propia existencia.

Católicos, ateos, cristianos, creyentes y no creyentes, advertimos sobre la presencia de una plaga que amenazaba el final de los tiempos.

Caracterizados teólogos hicieron referencia a una pandemia apocalíptica similar a unas plagas que afectaron a la humanidad hace muchos años.

En Colombia el presidente Duque nos puso en cintura a medida que el virus se metía en ciudades y municipios con una temible amenaza.

El Jefe del Estado busco una asesoría al más alto nivel para adoptar las determinaciones orientadas a bajarles la velocidad a la pandemia, que por momentos nos mandó a un encierro total en las familias colombianas y también a tirar baldosa al piso y camándula ventiada.

Superada parcialmente la emergencia, el Mandatario nacional determino oxigenar la vida y permitir el trabajo de la construcción y manufacturas y además de otros reglones productivos del país, pero sin vulnerar las normas de seguridad.

¿Y el rebusque?

Según recientes estadísticas en Colombia existen 11 millones de personas con empleo calificado y 11 millones que viven de la informalidad.

Durante la crisis casi 2 millones de colombianos se quedaron sin empleo y muchos de ellos pasaran a la informalidad y al rebusque.

En tiempos difíciles de la economía en el país, la Costa Atlántica fue afectada por un desempleo que llego a niveles peligrosos; entonces los hombres angustiados comenzaron a rebuscarse en lo que fuera.

Por las mañanas les decían a sus esposas: ´´me voy a rebuscar´´; esta expresión se metió en las familias acosadas por el hambre y sirvió para que muchos jefes del hogar llevaran un pedazo de pan a sus hijos acosta de lo fuera.

En los recientes gobiernos se le ha querido restar importancia al rebusque para llamarlo informalidad. En la costa cuando una persona está sin trabajo y se encuentra a un amigo encopetado le dice que está trabajando en asesorías.

Es decir, que todos somos asesores. Para la corrupción como para hacer torcidos y seguramente menos para producir cosas positivas

¿Y qué hacen?

Las estadísticas indican que los rebuscadores le jalan a todo, unos trabajan con honestidad y otros con picardía. Empujan carros varados, hacen mandados, hacen trasteos, si usted se descuida le mandan la mano al bolsillo; a los abuelitos le pelan la pensión, y a los enamorados desprevenidos les vuelan el celular.

En fin, el rebusque se convierte en algo incierto, porque en la mañana a la tarde lo que importa es la liga, la liguita para calmarle el hambre a su familia

Otros trabajan el día a día, se rebuscan con puestos en la calle. Venden arepas, chorizos, empanadas, pinchos, dulces, cigarrillos, pero las utilidades no alcanzan para el diario y tienen que apuntarle a una entrada por las vías legales o ilegales

El gobernador Nicolás

Nicolás García, gobernador de Cundinamarca
Nicolás García, gobernador de Cundinamarca

A todo señor todo honor. A estas alturas de la emergencia, mención especial para Nicolás García el gobernador de Cundinamarca.

Ha mostrado su inteligencia, su capacidad orden y autoridad para tomar las medidas oportunas orientadas a enfrentar la pandemia en los municipios de esta sesión del país.

Se colocó al frente del Jefe del Estado y la alcaldesa de Bogotá en los momentos más críticos y luego trasladó las disposiciones a los alcaldes y así mantuvo controlada la presencia del virus en Cundinamarca.

Ahora don Nicolás se pone al frente de la reactivación económica del departamento, y motiva de forma directa a sus mandatarios locales para que comience a mover sus administraciones y permitan la generación de empleo productivo en las provincias cundinamarquesas.

Fusagasugá se sobró

Esta ciudad, bendita por Nuestra Señora de Belén, fue convocada a un acto de solidaridad con las personas que hoy sienten hambre y en solo 3 días la alcaldía logro recolectar unas 50 toneladas de alimentos, para entregarlos en los sectores más vulnerables del municipio.

Jairo Hortúa, alcalde, Fusagasugá, Cundinamarca
Jairo Hortúa, alcalde, Fusagasugá, Cundinamarca

Esa acción por la vida se escribe en letras mayores y permiten dimensionar la ciudad después del 27 de abril, cuando gradualmente se reanuda la actividad laboral en gran parte del país.

El alcalde John Jairo Hortua se dispone en los días venideros a revisar su Plan de Desarrollo y ordenar todo el esquema administrativo que se será la bandera de su gobierno en los días siguientes.

Parodiemos al expresidente Lleras Restrepo: “llego el momento de cambiar el rumbo de la vida”.

Día a Día TV

Encuentran muerto a desaparecido en Fusagasugá, Cundinamarca

Presenta impacto de bala a la altura del parietal izquierdo. De él, un hombre de 62 años, no se había

Presunto microtráfico en Pasca, Cundinamarca

VIDEO. Dos hombres fueron detenidos por la Policía del Distrito Uno bajo los cargos de tráfico de estupefacientes al menudeo.

Coronavirus: equipos para Zipaquirá, Cundinamarca

Soacha también recibirá ayudas. El sector privado entregó unidades para atender pacientes afectados por la pandemia, con lo cual se

Primeros casos de covid en Cabrera, Cundinamarca

“Una señora de 41 años y una persona de la tercera edad de 81 años” resultaron positivos con coronavirus, de