Uno de ellos fue capturado en acción de la Policía que reaccionó tras ser alertada por la víctima. El caso se presentó este sábado (1 de agosto) cuando el transportador atendía un supuesto servicio.

 

Recibió una llamada (en Bogotá) pidiéndole que se movilizara hasta una zona próxima al Peaje Jalisco, jurisdicción de Albán, en donde lo estaría esperando para que hiciera un trasteo hacia un destino que no le alcanzaron a indicar.

Ya en el sitio, frente a la Escuela Java en zona rural de la misma población, fue recibido por un par de individuos quienes le pidieron que se desplazara por una vía rural.

Metros adelante lo encañonaron indicándole que, en realidad, lo que pretendían era robarse el camión por lo que lo obligaron a que se bajara del vehículo.

En un descuido de los delincuentes quienes se encontraron con otros tres hombres, igualmente con acento venezolano según le pareció, emprendió veloz carrera por entre los potreros hasta alcanzar una vivienda próxima.

Allí y sintiéndose a salvo se comunicó con la Policía que puso en marcha un operativo para rescatar el furgón y detener a los hampones.

Operativo permite recuperar el automotor

Sin pérdida de tiempo los uniformados acantonados en Albán, Cundinamarca, disponen de un plan candado con el propósito de evitar la salida de los delincuentes y con el propósito de rescatar el carro.

Este es recuperado a corta distancia del sitio en donde el conductor fue asaltado; uno de los bandidos fue detenido cuando trataba de escapar como polizón trepado en un tractocamión.

Una vez en poder de las autoridades los uniformados pudieron establecer su identidad; comprobaron que era de nacionalidad venezolana y que también poseía cédula colombiana.

Poco después y en desarrollo de los procedimientos legales, el individuo fue entregado a la Fiscalía en Facatativá, Cundinamarca, en donde le asignaron los cargos por asalto, hurto agravado y calificado y presunto secuestro simple.

*Imagen tomada del portal Rodrigo Ávila TV