Tres personas fueron puestas tras las rejas por aparente participación en diferentes hechos ilegales, reportaron las autoridades. Los resultados corresponden a procedimientos de registro y control dispuesto por la Policía del Distrito Uno.

 

El primer caso ocurrió en el barrio Galán; uniformados sorprendieron a un individuo a quien le encontraron varios gramos de bazuco distribuido en pequeñas dosis listas para su comercialización.

Una segunda detención se presentó en el barrio obrero, mientras un hombre agredía violentamente a su hermana con quien mantenía diferencias personales.

La tercera captura fue reportada en momentos que la Policía de Fusagasugá, Cundinamarca, adelantaba trabajos de verificación de antecedentes.

Cumpliendo esos procedimientos encontraron que un hombre era requerido para que cumpliera 36 meses de prisión por inasistencia alimentaria; pasó a la Cárcel Municipal.

Lo ocurrido permitió que el comandante de Estación, capitán Diego Steven Motta entregara balance sobre el trabajo del cuerpo uniformado durante lo corrido del año.

No suministró cifras pero insistió en que el cuerpo uniformado “ha logrado una reducción importante en todos los índices delincuenciales comparado con el año inmediatamente anterior y los cuales venían afectando directamente la seguridad y convivencia ciudadana”.