Busqueda de noticias
Publicidad

Gobernación de Cundinamarca

Gobernacion de Cundinamarca

Cundinamarca: SuperSalud ordena liquidación de Convida

convida-liquidacion-supersalud

Por: Omar Gamboa

La Superintendencia de Salud tomó la drástica decisión ordenando la liquidación de la EPS de Cundinamarca, Convida.

El proceso se fundamenta en las complejas condiciones financieras y operativas en las cuales se encuentra la Entidad Promotora en Salud.

La Superintendencia  asumió la posición tras comprobar que la EPS pone “en riesgo la prestación de servicio de salud a sus 478.399 afiliados en el departamento de Cundinamarca”. Dice que, en razón a ello, “ordenó la liquidación de (…) Convida que debía garantizar el aseguramiento a la población en condiciones más vulnerables del régimen subsidiado”.

Debido a lo anterior, los beneficiarios pasarán a “entidades receptoras de aseguramiento que deberán garantizar el derecho fundamental a la salud”. Es decir, que continuarán recibiendo “los servicios y tratamientos de manera oportuna y sin interrupciones”.

Las justificaciones de la intervención

En la comunicación oficial la SuperSalud dice que las justificaciones de la intervención se encuentran consignadas en documentos internos. Uno de ellos es la Resolución 2022320030005874-6 del 14 de éste septiembre. “La Supersalud evidenció un deterioro progresivo en los indicadores financieros de la EPS, al punto que se encontraba en insolvencia”, condición que pondría en riesgo la atención de los usuarios.

En razón a todo lo anterior fue que esa autoridad “ordenó la intervención forzosa para liquidar” y tomar posesión de los bienes, haberes y negocios que estaban en la mira de la SuperSalud.

Proceso de varios años

La intervención de Convida se remite a cinco años atrás. Bajo observación se encontraba desde el 31 de marzo del 2.017 cuando inició una etapa de “vigilancia especial”. Durante ese tiempo fue objeto de varias decisiones y prórrogas o permiso de funcionamiento en 10 oportunidades.

Asunto que jugó papel importante en la actual decisión consiste en el retiro de usuarios.  “Si bien, en la actualidad Convida contaba con dos terceras partes de los afiliados del régimen subsidiado en salud en Cundinamarca”, durante los 2 últimos años perdió 46.766 afiliados.

Renglón delicado en la evaluación de la SuperSalud lo constituye las tareas de prevención de enfermedades. “A nivel nacional Convida tenía uno de los indicadores más altos en tasas de mortalidad materno perinatal y mostraba un incremento en las tasas de sífilis congénitas”. Ello mantenía en precarias condiciones de salud a madre e hijo.

Argumentos para decidir la intervención

Dice el organismo de vigilancia que, igualmente, evidenció deficiencias en la detección temprana de cáncer de cérvix y de mama. Además, mostraba “bajos resultados en los indicadores que miden el riesgo cardio-cerebro vascular”.

Entre el primero de enero y finales de junio Convida había sido objeto de 5.850 peticiones, quejas, reclamos o denuncias de sus afiliados. Ese aspecto la ubica como la tercera EPS del régimen subsidiado con el mayor número de solicitudes de esas características a nivel nacional.

La mayoría de las inquietudes tienen que ver con la asignación de citas de medicina especializada. También en la demora en la entrega de medicamentos cubiertos y la demora en la referencia y contrarreferencia de sus pacientes (remisión a otras centro especializados de atención médica).

En reciente evaluación, dice la Superintendencia de Salud, Convida alcanzó 52.7 puntos de 100 posibles lo cual, en su consideración, no cubre las expectativas esperadas. Todo ello obedece a deficiencias en el modelo de contratación y debilidad en las redes integrales de prestadores de requerimientos y procesos del sistema de información.

Las finanzas

El manejo de recursos tampoco le favorece. “Desde el 2016 Convida no cumple las condiciones financieras y de solvencia del capital mismo, patrimonio adecuado y régimen de inversiones”.

Además, el 76% del pasivo reportado se concentra en 20 terceros, 16 de ellos, la mayoría, por un monto que asciende a $433 mil millones. De esa suma, $299 mil millones corresponden a deuda con la red prestadora “en su mayoría pública”.

La intervención es la segunda adoptada durante el gobierno del presidente Gustavo Petro y  de Ulahi Beltrán López como superintendente de Salud.

*Consulte en este enlace el comunicado de la Superintendencia de Salud (clic)

Noticias dia a dia