Please set up your API key!

Noticias día a día – Cundinamarca, Colombia

El pan de cada día… la desigualdad colombiana y las regiones

El pan de cada día… la desigualdad colombiana y las regiones
agosto 05
19:20 2018
Publicidad

La política está cambiando, y la forma de hacerse también, los dos modelos económicos predominantes han demostrado no ser lo suficiente mente buenos y han generado brechas gigantes entre unos y otros, el mapa y en especial el planeta que nos alberga también está cambiando y claro la humanidad también.

 

Opinión

Por: Jaime García García

Existe un despertar, una luz que debe ser pretendida por dichos precandidatos regionales y locales, y en especial del electorado, ya que sí no comprendemos estas cosmovisiones nuestro futuro cercano será cada vez peor.

La desigualdad pan de cada día en esta Colombia, no es un invento de alguien que puso el tema sobre la mesa en las anteriores elecciones, que incluso le tildaron de populista, es una realidad que no queremos leer en el país más feliz y alegre del mundo como dicen de los colombianos, en el exterior y en estudios científicos, no podemos disfrazar la realidad en medio del foforro y el grito ay hombero.

Si en alguna ocasión se han preguntado ¿por qué en un país como el nuestro se desperdicia la comida por toneladas, como es posible que mueran niños de hambre y de sed? ¿Por qué familias en acción en vez de disminuir en sus beneficiarios ha aumentado en número? O en educación somos el país con menor capacidad de comprensión lectora, etc.

Podría seguir haciendo cientos de preguntas para poder analizar lo que nos pasa y tal vez no terminaríamos.

Colombia el país más desigual de América y entre los tres primeros del mundo. Leyendo el artículo de redacción de BBC news, del 3 de agosto de 2018 que titula “POR QUÉ COLOMBIA NECESITA 11 GENERACIONES PARA SALIR DE LA POBREZA Y EN CHILE 6”. Es decir 330 años tendrían que pasar para que las familias den el saldo a esta brecha de desigualdad, Gabriela Ramos directora general de la OCCDE dice en entrevista a la BBC sobre este tema, “El problema es que ha habido un crecimiento excepcional de la riqueza, pero vemos al mismo tiempo cómo hay familias que siguen atrapadas en la pobreza o en trabajos informales de mala calidad”. 

Esta desigualdad genera brechas gigantes entre una clase media vulnerable y un porcentaje muy mínimo de quienes concentran la riqueza, quienes cada vez toman más para sí,  incluso del erario público, no bastándoles los dineros privados; su meta esta en lo que el estado recoge, entre otras.

Curiosamente estas empresas no son colombianas, y un país como el nuestro no puede basar su economía o desarrollo desde empresas extractivitas extranjeras; no solo porque el dinero no se queda en el país si no por diversas variables en las que el estado siempre sale perdiendo y cuando pierde el Estado, la Institución como tal, pierde cada colombiano, pero curiosamente gana el gobernante de turno.

Retomando, lo de la clase media vulnerable se menciona así en este artículo de la BBC por que suben, logran salir de la pobreza pero solo basta con una calamidad y caen de nuevo. “Basta con que un miembro de la familia se enferme, por ejemplo, para que el círculo vuelva a repetirse. Es que así como se hereda la riqueza, también se hereda la pobreza”, manifiesta Gabriela Ramos a la BBC.

La educación es un factor fundamental en la brecha que genera la desigualdad, dice Ramos en la entrevista de la BBC “En Colombia apenas hay un 11% de estudiantes resilientes, que son aquellos que obtienen calificaciones más altas de lo que podría predecir su estatus socioeconómico”.

Tema que es agudo no solo por la infraestructura que apenas algunos alcaldes y el ministerio de educación está observando y muchas de estas obras con dificultades o colegios sin estrenar o que no han sido entregados, el fondo es el pésimo modelo educativo, y en esta desde la educación preescolar hasta la universitaria. “La educación de baja calidad genera empleos de mala calidad y así se reproduce el ciclo de desventajas”, dice Ramos.

La movilización social no es la de las protestas, la movilización social es el salto de brecha que las familias dan ante la desigualdad a una mejor calidad de vida y de ingresos, acciones en las que ya deben estar pensando los precandidatos a alcaldía y gobernación, así como quienes aspiran a las dumas departamentales y locales.

Planes de ordenamientos reales, sin diferencias, en igualdad y equidad para las regiones.

La desigualdad lamentablemente en todas las generaciones afecta a los más vulnerables, a los niños y niñas que no podrán esperar 330 años para superar la pobreza. Y que no nos quieran vender la desigualdad, de manera romántica como superación personal, como dice el meme en redes sociales.

*Encuentre y reciba más información de Cundinamarca uniéndose al fan page:  https://goo.gl/13uuPz

*Espacio publicitario

Otras noticias

Publicidad