Coincidimos ahora con el presidente Santos: (…) “el país atraviesa por un momento difícil… por una tormenta”, pero disentimos en que dependa “de sus gobernantes para sobreponerse a la crisis.”. No, la crisis del país es precisamente fruto de sus malos gobernantes, y depende de nosotros, que seamos capaces de cambiar esos gobernantes para atravesar la tormenta y poder salir de la crisis.

Encuestas presidenciales: Difícil de entender la encuesta Polimétrica de Cifras y Conceptos, contratada por Red + Noticias y Caracol Radio, realizada entre el 15 y el 20 de marzo en las ciudades de Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla, Bucaramanga, Pereira, Cartagena, Cúcuta, Ibagué, Villavicencio y Montería, entre 1.700 personas.

Nosotros denunciando la corrupción y otros fomentándola, disimulándola y encubriéndola. A la luz de estos hechos que se narran a continuación, el perdón que Antanas Mockus extendió al presidente Juan Manuel Santos por la financiación ilegal que recibió de Odebrecht, tan publicitado en todos los medios adictos al gobierno, es más un auto-perdón por la financiación también ilegal que recibió el “inmaculado” Mockus del Banco BBVA, en la misma campaña del 2010.

Pensamos que simplemente es el acto de quienes hacen negocios y contrataciones recibiendo lo que folclóricamente en el orgulloso senado colombiano han llamado mermelada; es mucho más que las mermeladas de senadores, ministros y presidente. Es el aceite de las maquinarias; tenemos claro que los senadores también legislan con corrupción. De ello hay varios ejemplos.

Ahora resulta que eso de volarse los topes de las campañas electorales y de recibir aportes dudosos y de empresas extranjeras dizque es “normal” en la política colombiana. Como en el pasaje bíblico… “que arroje la primera piedra el que esté libre de pecado”.

Nadie tan tenaz –que yo conozca-- para sostener una idea como el dilecto Internauta en GES, Édgar Victoria González. No se cansa de insistir, como solución a toda la carroña política que nos apesta, el VOTO EN BLANCO, así con mayúscula como suele escribirlo.

Con ese titular Octavio Quintero, comunicador y Director de El Satélite, además una especie de filósofo a manera de conciencia social, llama la atención en torno a la actitud asumida por el sector privado frente a lo que ya es causa nacional: acabar con la corrupción. Se trata de un escrito, como todos los suyos, cargado de profundas y bien argumentadas reflexiones que indudablemente le aportan al país ideas nuevas haciendo causa común con quienes se proponen hacer de Colombia una nación diferente con justicia, equidad y  bienestar general.

Más artículos...

¡Pago de servicios sin filas!
¡Pago de servicios sin filas!

La Patria Boba

ASOECO
Hacienda cundinamarca

Reporteritos