Las suplicas y lamentos desconsolados de un hombre humilde irrumpen en las noticias del medio día en un restaurante cualquiera, mientras la mayoría disfrutábamos de un delicioso almuerzo compuesto quizá de verduras, jugo de frutas, granos y hortalizas cultivadas en las huertas de miles de campesinos que a fuerza de voluntad y sacrificio hacen todo lo posible por poner en nuestra mesa aquellos productos de los que tanto nos sentimos orgullosos por ser de esta región que se abraza en los límites de Cundinamarca con el altiplano Cundiboyacense para crear tan rica gastronomía.

En nueva entrega el columnista muestra una nueva faceta -bueno no tan nueva- del flamante mandatario norteamericano Donald Trump quién también trata a la prensa como a sus mujeres; igualmente se refiere a otro “maltratador”: Vargas Lleras con sus coscorrones. Las protestas muy a la colombiana, el recién aprobado Código de Policía y las interpretaciones que a la norma le dan los ciudadanos de a pie.

Es inevitable para cualquier colombiano sentir envidia (de la buena) cuando se habla de Medellín en temas como cultura, educación, sus empresas de servicios domiciliarios y principalmente por su sistema de transporte público, pero, todo indica que en un futuro cercano esas miradas comenzarán dirigirse hacia la zona centro del país con la promesa de una Cundinamarca que se proyecta en el futuro con su sistema de transporte regional.

Cierto, muy cierto. Quién lo creyera; no se nos haga raro que en pocos meses comience a solicitar en extradición a los ladrones de cuello blanco, a aquellos que se creen intocables o, más bien, a quienes la Fiscalía, Procuraduría y  Contraloría en Colombia se abstienen de tocar. Y lo hará con el argumento de que se trata un asunto de seguridad nacional, algo muy sagrado para los norteamericanos, con lo cual encontraría vía libre para acabar con todo aquello o aquellos que atentan contra la vida y bienestar de los habitantes de la nación del norte; no les quepa la menor duda.

El modelo  de  ciudades dormitorios ya no van más, el crecimiento demográfico del país (DANE,  2008) hace necesario su inmediata transformación, implementando nuevas dinámicas socioeconómicas, innovando y reinventado sus sectores para ofrecer mejor calidad de vida a sus habitantes. Es necesario una masiva generación de empleo formal y de calidad  basada en sus propias oportunidades de competitividad regional, como son  turismo, agroindustria, servicios, tecnología, comercio y otros sectores, esto  en estrecho  asocio con el sector privado nacional e internacional, mejorar la oferta en salud, mayor calidad y pertinencia en la educación universitaria con programas de alta acreditación que desde sus centros de investigación  contribuyan eficientemente  al desarrollo exitoso  de  estas nuevas ciudades en las que  se pueda  llevar la  vida con  mayor bienestar y no como sucede en la actualidad que el nivel  es inferior al de ciudades que ofrecen más oportunidades a su gente.

En nueva entrega del acostumbrado material periodístico Omar Darío Gamboa González, subdirector de este portal de noticias, presenta relación de algunas de las noticias que más llamaron la atención de los colombianos la última semana. Trump resulta ser el archivillano Bane. Fleteros son liberados por un juez en Medellín. Taxistas queman un UBER. Juan Valdez lanza su aguapanela y la gente se queja por el precio. Animalistas y amantes del toreo se enfrentan. Petro aprovecha para hacer populismo. 

Pensamos que simplemente es el acto de quienes hacen negocios y contrataciones recibiendo lo que folclóricamente, en el orgulloso senado colombiano, han llamado mermelada. Es mucho más que las mermeladas de senadores ministros y Presidente: el aceite de las maquinarias; tenemos claro que los congresistas también legislan con corrupción pues tengo varios ejemplos. 

Más artículos...

¡Pago de servicios sin filas!
¡Pago de servicios sin filas!

La Patria Boba

ASOECO
Hacienda cundinamarca

Reporteritos