Fuga de “El Desalmado” puede ser producto de la corrupción en el Inpec.

Caqueta

Crístopher Chávez Cuellas, el asesino de cuatro hermanos de la familia Vanegas Grimaldo en Florencia, Caquetá,  el pasado 4 de febrero en hechos que conmocionaron al país, está siendo perseguido por las autoridades luego que éste, en circunstancias que están siendo investigadas, evadiera la cárcel en la cual se encontraba recluido. Para la Policía Nacional, que ofreció una recompensa de 50 millones de pesos por información que permita su recaptura,  lo ocurrido puede ser consecuencia de hechos corruptos dentro del personal del Inpec.

 

Los temores fueron dados a conocer por el director de ese cuerpo uniformado, general Rodolfo Palomino;  es probable que haya existido, presumiblemente, el soborno a algunos guardias para facilitar la fuga del peligroso criminal.

“En lo que sin duda alguna debe interpretarse como un cuadro de corrupción, así lo señalo, de alguno o algunos miembros de la guardia penitenciaria de la cárcel de Florencia, permitieron la figa de éste delincuente”, observó.

Aseguró que así como lo capturaron dentro de la investigación que permitió aclarar el aberrante crimen de los cuatro menores de edad, esta vez lo recapturarán  y remitirán nuevamente a prisión.

También dijo estar seguro de que ubicará a los cómplices de la fuga de “El Desalmado”.

Sin filas
Sin filas

ASOECO
Hacienda cundinamarca
Licorera de Cundinamarca
Licorera de Cundinamarca

Reporteritos