25
Dom, Jun

Cayó peligrosa banda que dominaba mercado de alucinógenos en Engativá, Bogotá.

Bogotá

Se trata de los “Gomelos” considerados como una de las más poderosas organizaciones criminales que manejaba las denominadas “ollas” en populoso sector del noroccidente de la capital colombiana. Igualmente eran los “dueños” de las redes distribuidoras en los centros educativos y parques del sector.

 

En total fueron ocho integrantes  de la banda detenidos en trabajo adelantado por el grupo de estupefacientes de la Policía Metropolitana de Bogotá, cuyos integrantes emprendieron investigaciones a lo largo de los últimos meses tras recibir información de las comunidades.

La red de “jíbaros” y vendedores preferencialmente no utilizaban las vías públicas sino que preferían hacer la negociación vía telefónica y las entregas las hacían dentro de viviendas; todo ello con el propósito de esquivar el brazo de las autoridades.

“La organización delictiva tenía el control de todas las ollas que funcionaban en Engativá pueblo, el cabecilla de la organización alias “Cristian” era el encargado de conseguir los contactos para la distribución del bazuco y alias “Blanca y Leonardo” transportaban el estupefaciente a los subadministradores de línea, y estos a su vez realizaban ventas en parques, colegios y zonas comunes”, explicaron fuentes oficiales.

También comentó que los distribuidores se camuflaban entre vendedores ambulantes; los “jibaros” eran cambiados cada tres días para evitar llamar la atención de los investigadores; o para confundirlos.

De los “Gomelos” formaban parte tres hermanos quienes protagonizaron, parece, una vendetta para eliminar la competencia; así pueden estar detrás de los asesinatos de alias “Wilmer” y alias “Ronald”, asumiendo el poder del microtráfico Alias Cristian.

La organización estaba compuesta por cuatro hombres y cuatro mujeres, y siete de ellos fueron cobijados con medida de aseguramiento y enviados a la cárcel; la otra capturada no imputada por tener problemas de salud.

 

Loading...