Nuevos detalles de acusación de la Fiscalía contra Rafael Uribe Noguera

Bogotá

Entre las 30 pruebas de criminalística forense que la fiscal 121 de la Unidad de Vida presentará en la audiencia de acusación contra Rafael Uribe Noguera,  está la confirmación de que un aceite que el arquitecto había pedido a domicilio junto con cigarrillos y un encendedor -y que recibió personalmente- es el mismo con que estaba cubierto el cuerpo de la niña.

La prueba reina es el cotejo del ADN que, de acuerdo con el Instituto de Medicina Legal, prueba que los rastros en el cuerpo de la menor pertenecen a Uribe Noguera. 

Esa fue una de las últimas pruebas en entrar al expediente y solo  hasta que se tomó fue que Uribe Noguera llamó a la fiscal para aceptar el crimen. Por eso la confesión no fue incluida en la acusación.

 A esto se suman más de 20 testimonios, entre ellos el del portero del edificio Equus 64 a donde el 4 de diciembre intentó llevar primero a la niña. De allí salió a las 9 de la mañana. 

El secuestro fue reportado a las 9:12 a.m. y media hora después apareció en ese edificio con Yuliana como quedó registrado en un video. De ahí salió hacia el lugar donde finalmente cometió el crimen.

 Fueron 12 horas y 13 minutos las que pasaron entre el momento en que fue secuestrada Yuliana y el hallazgo del cuerpo desnudo en la maquinaria del jacuzzi por parte de los investigadores del Gaula.

 La acusación en que la Fiscalía pide una pena de 60 años contra Uribe Noguera por los delitos de feminicidio, acceso carnal violento y secuestro simple -todos agravados-  contiene también 57 pruebas documentales que lograron recolectar los investigadores.

*Encuentre y reciba más información de Bogotá uniéndose al grupo de Facebook: https://goo.gl/EcfWHv

Loading...