Los trabajos fueron asumidos mediante convenio suscrito entre la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca, CAR, y las Juntas de Acción Comunal y acueductos veredales de cinco municipios en esa región. El propósito es garantizar efectivas gestiones desde las propias comunidades en defensa de las microcuencas que permitan garantizar el suministro de agua a la población.

Más artículos...