Hortúa suscribe pacto ético de cumplimiento y transparencia en Fusagasugá.

Fusagasugá

El candidato a la Alcaldía de la Ciudad Jardín radicó ante la Notaría Segunda un documento mediante el cual se compromete a desarrollar un Programa de Gobierno para los próximos cuatro años,  a partir de siete puntos concretos. Advierte que todo ello es respuesta a los altos niveles de apatía, engaño e incumplimiento de lo ofrecido en campañas y compromisos con lo cual se ha debilitado la democracia y credibilidad de electorado.

 

Contiene el documento aspectos sustanciales en cuanto advierte que cimentará su obra de gobierno en concertación con las comunidades pero, fundamentalmente, siguiendo con celo lo dispuesto en las normas  sobre transparencia, conducta que será inexorablemente exigida a quienes conformen la nominal municipal.

Advierte que su gestión, en caso de alcanzar el primer cargo del municipio, será como su campaña, es decir cercana a la ciudadanía recogiendo inquietudes y observaciones de la población programando visitas frecuentes en barrios y veredas.

Enfatiza en que conformará un gabinete con criterio técnico lejos del “amiguismo”, seleccionado a profesionales  que cumplan con los méritos y perfiles requeridos para el buen y efecticos desempeño en cada dependencia.

La carta de compromiso es la siguiente:

PACTO ÉTICO DE CUMPLIMIENTO Y TRANSPARENCIA

Fusagasugá, septiembre 17 de 2015

Comunidad fusagasugueña:

Consciente del escepticismo y falta de credibilidad de los ciudadanos en sus gobernantes y en la clase política, como consecuencia de los altos niveles de corrupción, el engaño y el incumplimiento de lo ofrecido en las campañas y programas de gobierno, factores que han ocasionado el debilitamiento de la democracia participativa en la que se empeñaron los Constituyentes que dieron vida a la Constitución Política de Colombia el año 1991, asumo el compromiso ético de cumplir con lo escrito en el Programa de Gobierno Fusagasugá Segura, para el cuatrienio 2016 – 2019, garantizando absoluta transparencia y buen gobierno a partir de los siguientes postulados,  que de manera concreta serán nuestro contrato con la ciudadanía:

Mi gobierno será reflejo de mi campaña. Significa que estaré cercano a la ciudadanía, visitando frecuentemente los barrios, veredas y establecimientos públicos, indagando por sus necesidades, verificando el cumplimiento de responsabilidades por parte de los servidores públicos y comprobando la calidad de los servicios, así como la de la de las obras que se ejecuten.

Gobernaré a partir de principios. Tal como lo prometí y lo suscribí en la propuesta de gobierno, serán mis principios los siguientes: dignidad humana, pluralismo, solidaridad, transparencia, participación, responsabilidad, bien común, equidad, legalidad y compromiso.

Gobernaré con respeto a las normas. Significa que me sujetaré a los ordenamientos constitucionales y legales, que seré cuidadoso de consultar y aplicar las normas vigentes en todos los procesos y procedimientos, exigiendo a quienes hagan parte de mi equipo de gobierno que procedan de la misma manera,  dando agilidad a las decisiones que deban tomarse y sujetándonos al rigor de las auditorías por parte de los órganos de control y de las veedurías ciudadanas.

Gobernaré con los mejores.  Implica esto que conformaré un gabinete de gobierno con criterio técnico no por amiguismos; que los profesionales que me acompañarán tendrán los méritos y perfiles requeridos de acuerdo a cada dependencia y rindiendo a la par del Alcalde, quien se constituirá en el referente de todos los servidores y funcionarios públicos para que haya celeridad, equidad, efectividad y eficiencia.

La planeación será fundamental y prioritaria. Nada se improvisará. Por lo tanto la Oficina de Planeación y cada dependencia estarán obligadas a planear con un enfoque participativo y plural los cuatro años de gobierno, tomando en cuenta los resultados del periodo anterior y visionando el futuro, con absoluta coherencia respecto de las políticas departamentales y nacionales, así como de las necesidades diagnosticadas durante el periodo de empalme y el de construcción del Plan de Desarrollo Municipal. La evaluación será  permanente, procesual y de resultados.

Los dineros públicos son sagrados. Significa que todos los recursos del erario deben administrarse con honestidad, de cara a la opinión y bajo el escrutinio de la autoridad y de la comunidad, respetando las normas de contratación, sin prebendas ni intereses particulares y que las inversiones deben corresponder con las ejecuciones, asumiendo entonces responsabilidades de carácter administrativo, penal y disciplinario en caso de comprobarse irregularidades.

Loading...