Detenida por cobrar deuda a punta de revolver en Fusagasugá.

Fusagasugá

La Policía de la ciudad capturó a una mujer  prestamista del denominado “gota a gota” porque una persona que no pudo cancelarle la cuota fue encañonada para que cumpliera con la obligación. Ante una escena de escándalo y susto los vecinos del amenazado en el barrio Pekín llamaron a la Policía para que evitara lo que  podría ser un desenlace trágico.

 

Cuanto tuvieron conocimiento de los sucesos el cuadrante se desplazó al lugar enterándose de lo que estaba ocurriendo por versiones de los testigos; al darse cuenta de ello la prestamista emprendió la huida en una moto que era conducido por uno de sus hijos de 17 años, con el propósito de evitar inconvenientes con las autoridades.

Entonces los efectivos del cuadrante dieron aviso a sus compañeros y procedieron a montar el denominado Plan Candado con el fin de detener a la responsable de las amenazas.

Fue así como la mujer fue interceptada en el barrio Antonio Nariño; le solicitaron identificación y de la misma forma los agentes procedieron con las requisas y procedimientos pertinentes.

Le encontraron un arma de fuego, la misma que había utilizado para amenazar a su “cliente”, pero no puso justificar su pertenencia porque no tenía documentos que le autorizara el porte.

Mediante indagaciones la Policía puso establecer que la mujer prestaba dinero por lo cual cobraba hasta el 20% de intereses, es decir incurría en usura, y que los deudores, en algunas ocasiones, llegaban a pagar cuatro veces el monto del préstamo.

La comprometida en los hechos fue presentada ante la justicia ordinaria que opera en la ciudad.

Loading...