Dura pena a hombre que desmembró a su esposa en Fusagasugá.

Fusagasugá

El Juzgado Penal del Circuito de la ciudad sentenció a Rigoberto Zambrano a pagar 17 años y 4 meses de prisión por el homicidio de su esposa, Nubia Torres Vásquez, en hechos ocurridos en octubre del año pasado. Los administradores de justicia no acogieron peticiones para que el condenado gozara de algunos privilegios, aplicándole uno de los castigos más severos previstos dentro de las leyes colombianas para esta clase de delitos, pese a que al acusado aceptó cargos y suscribió preacuerdos para aclarar lo sucedido.

 

Sobre lo ocurrido empezó a conocerse luego que los hijos de la víctima empezaran a indagar por su progenitora sobre quién no habían recibido ninguna noticia a lo largo de varios días, asunto que no era normal en el comportamiento de la señora, pregunta que formularon a su padre, Rigoberto Zambrano, quién no supo dar explicación creíble.

Ante esa circunstancia los hijos de la desaparecida decidieron poner en conocimiento de lo ocurrido a la Fiscalía de Fusagasugá que designó agentes especiales para determinar sobre la suerte de la mujer.

Los agentes se dispusieron a adelantar sus tareas investigativas indagando a las personas más cercanas a Nubia, encontrando que existían inconsistencias en las declaraciones de su esposo, Rigoberto Zambrano; siguieron presionando comenzando a sospechar lo que realmente había ocurrido.

Fue entonces cuando el homicida decidió confesar el crimen entregándose a los agentes de la Fiscalía quienes, con ello, comprobaron lo que ya presentían.

Así el victimario confesó que apuñaló a su esposa quién falleció víctima de las letales heridas;  luego  la desmembró y ocultó en bolsas plásticas que, aprovechando las horas de la noche, arrojó en inmediaciones del Puente de Sabaneta sobre la Panamericana, entre Fusagasugá camino a Silvania. (Ver: Descuartizó a su esposa y luego se entregó a Fiscalía en Fusagasugá. )

El crimen ocurrió en horas de la tarde ya entrando la noche del miércoles 22 de octubre del año pasado  en su lugar de residencia ubicado en la vereda Cucharal Alto, producto de una discusión cuyos motivos no fueron establecidos plenamente. Se dijo en principio que había sido por celos.

Cuando ya había confesado su crimen los agentes del CTI pidieron a Zambrano que los llevara al sitio en donde había abandonado los restos de su esposa; los dirigió al lugar  en donde efectivamente encontraron dos bolsas parcialmente cubiertas con escombros y desechos a un lado de la quebrada.

Luego las remitieron a medicina legal para las verificaciones correspondientes tras lo cual quedó completamente establecido que los restos mortales pertenecían a Nubia Torres dando inicia al proceso que acaba de culminar con la condena ya mencionada: 208 meses de prisión para el responsable del asesinato.

Loading...