Finalmente cayeron en Fusagasugá por robarse una chocolatina.

Fusagasugá

Los buscaban en todo el país  y la Policía no había podido ubicarlos hasta el pasado fin de semana cuando los sorprendieron llevándose una pequeña golosina de uno de los supermercados de la ciudad. Se habían especializado en el saqueo a centros comerciales y grandes almacenes de donde se llevaban toda clase de artículos, las cuales encaletaban  de diversas e ingeniosas maneras.

 

La pareja había delinquido en Bogotá, Cali, Ibagué y Neiva al igual que en ciudades más pobladas de esos departamentos; en Cundinamarca posiblemente son responsables de robos en Girardot, Soacha,  Chía, Zipaquirá, Facatativá y Fusagasugá donde fueron detenidos.

La Policía investiga esto últimos evaluando coincidencias en  el modus operandi utilizado por los ladrones en numerosos casos, encontrando en varios de ellos características similares que hace pensar que se tratan de la misma pareja.

Mediante la modalidad conocida como “hormiga” sustraen de supermercados pequeñas cantidades de paquetes en proceso repetido un mismo día, o varios, hasta hacer volumen.

Algunas veces utilizan bolsas especialmente elaboradas para eludir los detectores electrónicos; otras más esconden las mercancías en sus partes íntimas.

La detención en Fusagasugá del hombre y la mujer en referencia (de quienes no fueron suministrados sus nombres por razones legales), se produjo cuando los vigilantes del supermercado fueron avisados de lo que estaban haciendo: escondiendo paquetes dentro de la mochila que llevaban.

Pero lo que realmente llevó a identificarlos fue que uno de ellos cogió una chocolatina y empezó a consumirla dentro del mismo negocio, lo cual desató  inconformismo de uno de los solidarios clientes del establecimiento.

Fue entonces cuando comenzaron a seguirlos y éstos al verse sorprendidos trataron de escapar pero fueron interceptados por los encargados de la seguridad.

Dieron aviso a la Policía y cuando revisaban sus antecedentes se dieron cuenta de que era el mismo par de saqueadores buscados en todo el país. Entre los dos poseen 17 anotaciones judiciales  y una condena por homicidio.

Los dos fueron cobijados con medida de aseguramiento y remitidos la mujer al Buen Pastor y el hombre a la cárcel de Fusagasugá, mientras sigue el juicio que decida su suerte frente a la justicia.

*Encuentre y reciba más información de Cundinamarca uniéndose al fan page:  https://goo.gl/13uuPz

*Espacio publicitario

Loading...