Movilidad de Fusagasugá: bajo la ley de la anarquía.

Fusagasugá

¡No hay autoridad! No hay quién ponga orden; esa es la sensación que hoy toda una población percibe por las condiciones en la cuales se encuentra la ciudad sumida en un caos total, sin exagerar, en materia de tránsito. Y no son imaginaciones, interpretaciones,  “malquerencias” o “tirria” de quién escribe esta nota, o de los críticos; no señor: es toda una comunidad que expresa preocupación por cuanto está sucediendo al respecto.

 

Apuntes del Editor:

Hoy las redes sociales, de manera creciente, vienen reportando delicados inconvenientes de movilidad que de no prestarles atención pueden generar graves problemas de convivencia; no faltará -como ya ha ocurrido sin que, por fortuna para el Alcalde, pasen a mayores- que se presenten grescas entre quienes con sus vehículos se encuentren atrapados en una calle y aquellos que bloquen el paso estacionando en forma indebida. Sucede en el Potosí para citar un solo caso.

Nadie sabe a ciencia cierta -por fuera del gobierno municipal- qué es lo que está sucediendo con la autoridad de tránsito salvo que es un completo caos y que no hay quién imponga  orden; mucho tememos que ni siquiera la misma Alcaldía y la Secretaría sepan qué es lo que quieren hacer con ese fundamental servicio.

Hoy solo se sabe vagamente que no hay convenio con la Policía de Carreteras, o de Tránsito; y que, en consecuencia, no hay quién haga respetar las normas correspondientes. El Gobierno local  no ha dado explicaciones.

El tema, con cierta profundidad, ya ha sido ventilado en el Concejo Municipal dentro de las sesiones de control político; pero de ahí no pasa. Por alguna razón las posibles faltas disciplinarias por incumplimiento del deber de los correspondientes funcionarios no son investigadas y, en consecuencia, todo sigue igual.

Allí, en el Cabildo y dentro de esos debates, se supo sobre una serie de aparentes irregularidades de las cuales algunos medios de comunicación dieron cuenta. Por ello fue que hace algunos meses la Alcaldía decidió revisar los convenios para el manejo de las especies venales –para citar un caso-. (Ver: El “multimillonario” negocio particular montando en Movilidad de Fusagasugá. )

Claro está que, parece, el nuevo servicio fue contratado con los mismos pero con otro nombre.  Mejor dicho; hicieron lo mismo que con quienes quebraron a Saludccop y que ahora compraron Cafesalud. Los mismos con las mismas. Pobre Colombia.

Y es que en la Secretaría de Movilidad algo muy extraño está sucediendo; desde su interior se perciben olores raros que hacen pensar en que nada bueno está ocurriendo. Y que no culpen a los funcionarios de nómina; ello nada tienen que ver con el asunto. Los hilos los manejan desde afuera; porque, como suele suceder, todo se revienta por lo más delgado.

En algunos círculos, e incluso en las redes sociales, se menciona que esa cartera supuestamente es  fortín o cuota de un político local – o dos- a quién –o quienes- nadie se atreve a mencionar pero que todos conocen (comprensible por cuanto no tienen pruebas); y que allí nada se mueve sin su aprobación; ni siquiera la adjudicación de servicios que, en realidad, son negocios como el ya mencionado de las especies venales.

De ser así el Alcalde debe tener mucho cuidado porque a la hora de la verdad y en caso de que el asunto se complique  frente a denuncias e investigaciones, ninguno de ellos va a venir a salvarlo; de eso puede estar seguro y sobre el particular deberían alertarlo sus asesores, si es que los tiene porque ni se ven ni sienten ni se oyen. Y si todo lo anterior tiene explicación que por favor lo digan; la sociedad tiene derecho a saberlo.

Que el Alcalde tenga en cuenta que se le está previniendo; que sea consciente de que detrás de todos esos temas se encuentran varios veedores quienes –que nos conste- ya tienen investigaciones particulares muy avanzadas; y bien sustentadas en opinión de expertos juristas. Ojalá no le suceda lo que a los personajes ficticios del desaparecido humorista uruguayo Eberth Castro: “Se le dijo, se le advirtió pero no hizo caso”.

Ojo que a estas alturas, año y medio de gobierno, el mandatario Cifuentes Sabogal no puede estarle echando la culpa de todo a su antecesor. Ojo que, según explican penalistas y administrativos consultados, tanto él como su Secretario de Movilidad están incumpliendo sus deberes en este caso y eso tiene sanción. Recuerden: hay varios veedores les están siguiendo los pasos.

Además qué vergüenza con los turistas y visitantes; dirán que acá todo es igual: un desorden y que todos somos así.

Otra cosa señor Alcalde, ojo con lo que están haciendo para comprar los semáforos. Eso no se ve nada pero nada bien; que desde afuera no le digan a quién tiene que asignarle la adquisición.

Anexo.- Por favor dejen de andar comentando –en la Alcaldía- que este medio de comunicación dice lo que dice porque están buscando presionar pauta oficial; esa es una justificación inmadura con la que buscan restar importancia a la crítica. Nada más mentiroso; lo que acá se registra en noticias o notas de opinión se realizan de cara a las comunidades, al lado de quienes no son escuchados; cumpliéndole a la sociedad; cumpliendo con la responsabilidad que debe. Este portal de noticias no es ni ha sido un megáfono ni caja de resonancia para aplaudir o alagar a mandatario alguno. Ha sido objetiva, meridiana y así seguirá siendo; que no quepa la menor duda. ¡Ah! y este es un medio legalmente constituido; tiene toda su documentación al día; y pagamos impuestos. Y no nos dejamos sobornar.

*Encuentre y reciba más información de Cundinamarca uniéndose al fan page: 

https://goo.gl/13uuPz

*Espacio publicitario

 

Loading...