Asesora jurídica de Fusagasugá fue inhabilitada como Concejal de Bogotá.

Fusagasugá

La decisión fue adoptada por el Tribunal Contencioso Administrativo de Cundinamarca y más tarde confirmada por el Consejo de Estado, al darle razón a la demanda sobre la falta en que incurrió  la abogada Sandra Jaramillo González, quien asumió la posición del concejal del Distrito Orlando Parada, apresado por el escándalo del Carrusel de la Contratación. Sin embargo no se encuentra impedida para ejercer el cargo actual en Fusagasugá toda vez que el castigo se refiere a aspiraciones de elección popular.

 

Informe Especial.

Unidad Investigativa DaD

Todo lo anterior obedece a que Jaramillo, tal como lo alegó la acusación, quedó impedida para presentare a las elecciones regionales del 2.011 puesto que suscribió un contrato de prestación de servicio con el Fondo de Seguridad y Vigilancia de Bogotá el 26  enero de ese año –menos de un año para las elecciones-, transgrediendo con ello la norma sobre impedimentos para ofrecer su nombre al debate en cuestión.

En su denuncia el querellante aseguró “ (….) que la demandada se encontraba inhabilitada para inscribirse y optar por una curul en el Concejo de Bogotá, en la medida en que suscribió un contrato de prestación de servicios profesional con el Distrito Capital dentro del año anterior a la fecha de las elecciones”.

Alega también que a pesar de haberse pactado un plazo de 10 meses para la ejecución del contrato este fue terminado el 28 de marzo siguiente –dos meses después-, con lo cual no se elimina la falta  sobre inhabilidad como candidata al Concejo de Bogotá en la lista del Partido de la U para el período constitucional 2.012 – 2.015.

Luego, cuando Orlando Parada fue separado de su curul al ser enjuiciado por su participación en el escándalo del carrusel de la contratación durante la Alcaldía de Samuel Moreno, Jaramillo lo remplazó pero fue demandada por las razones ya expuestas.

Fue presentada la querella ante el Tribunal de lo Contencioso Administrativo de Cundinamarca que el 10 de marzo del 2.015 ordenó su destitución.

Sin embargo Jaramillo apeló y el caso pasó a instancia superior; luego de los procedimientos y evaluaciones jurídicas del caso el 11 de diciembre del 2.015  la Sección Primera de lo Contencioso Administrativo del Consejo de Estado confirmó lo decidido por el Tribunal de Cundinamarca, es decir ratificó la sanción igual a 10 años de “inhabilidad especial” para ocupar cargos de elección popular.

 

 

Las imágenes anteriores muestran los decidido por el Consejo de Estado confirmando la sanción impuesta por el Tribunal de Cundinamarca contra la hoy asesora Jurídica de la Alcaldía de Fusagasugá Sandra Jaramillo González.

 

Esta decisión fue comunicada a la Procuraduría General a fin de que se cumpla con los procedimientos legales en cuanto a anotaciones sobre inhabilidades de quienes aspiren a ser empleados oficiales.

 Estas imágenes en donde la Procuraduría confirma la inhabilidad contra la Sandra Jaramillo inicialmente decidida por el Tribunal de Cundinamarca.

 

Se supo además que Sandra Jaramillo fue alcaldesa local o menor de Teusaquillo  o Localidad 13 del Distrito como cuota de Andrés Camacho Casado, hoy tras las rejas por el carrusel de la contratación de Bogotá. Estaba vinculada a este mismo escándalo pero el proceso fue archivado por el Consejo de Estado.

La habían acusado de tener, aparentemente, vínculos con el mismo caso y en particular por presuntamente haber comprometido algunos trámites con el contratista Julio Gómez quién finalmente fue a parar a la cárcel.

Sin embargo este portal de noticia pudo establecer que la querella contra la Asesora Jurídica de Fusagasugá sería reabierto mediante solicitud que presentará la Veeduría Ciudadana Recursos Sagrados; esta misma petición alcanza a todos los ex alcaldes menores o locales y varios ex Concejales que podrían estar vinculados al carrusel de la contratación de Bogotá. 

 

Facsímil de la solicitud de reapertura de los casos contra ex funcionarios y ex concejales de Bogotá posiblemente vinculados al carrusel de la contratación.

Todo lo anterior lleva a pensar en una de cosas: la primera, que Jaramillo González actuó consciente de que estaba incurriendo en una inhabilidad, es decir en una falta,  o, segundo, que desconocía la norma o no la supo interpretar.

En ambos casos -opinan entendidos en administración pública consultados por este sistema informativo- el asunto es muy preocupante  para una ciudad como Fusagasugá que requiere funcionarios de primer nivel dada su importancia en el contexto departamental y nacional, pero, sobre todo, debido a la responsabilidad del gobierno municipal para con cerca de 150 mil habitantes que dependen de sus decisiones y que, además, le confiaron el manejo de asuntos delicados incluyendo la administración de los impuestos que cancelan.

Lo anterior quiere decir que en caso de cometerse un error en el tema jurídico del municipio este se vería obligado a pagar millonarias indemnizaciones las cuales, necesariamente, saldrán de los impuestos que cancelan los contribuyentes locales.

En cuanto a la destitución de la hoy asesora Jurídica de Fusagasugá el tema salió a la luz pública mediante informaciones difundida por el portal de noticias Caracol.com a mediados del año pasado. (http://caracol.com.co/m/radio/2016/06/08/judicial/1465409212_850562.html )

Periodistas de este medio informativo trataron de comunicarse con la asesora Jurídica de Fusagasugá, Sandra Jaramillo, pero no fue posible contactarla para conocer sus observaciones sobre el particular.

Nota de la Dirección: Este material fue desarrollado por la Unidad Investigativa Noticias Día a Día  a partir de inquietudes presentadas por lectores a través de los correo habituales. Nuevamente este portal  expresa su plena disposición para atender, como en este caso, las preocupaciones de las comunidades frente a asuntos de interés general.

A fin de facilitar el trabajo del grupo encargado solicitamos aportar el máximo de información. Gracias.

Banner Fanpage

Loading...