En emergencia importante sector de Silvania tras fuertes lluvias de la jornada.

Fusagasugá

Las severas precipitaciones registradas al finalizar la tarde de este miércoles a lo largo de la cordillera entre el Alto de San Miguel y el Boquerón, Cundinamarca, ocasionaron intempestivo aumento en los niveles de los afluentes principalmente en el río Súbia de acuerdo a los reportes del cuerpo de Bomberos. Se encuentran amenazadas unas 300 familias del barrio Pinares del Río de acuerdo a los mismos informes del organismo de socorro y habitantes del sector.

 

Ante esa circunstancia las autoridades determinaron extremar las medidas preventivas y la vigilancia sobre las riveras de ríos y quebradas a fin de alertar sobre eventuales avalanchas y crecientes inesperadas que puedan causar desastres.

No han podido ser confirmadas dificultades en la circulación de vehículos entre el Alto de San Miguel, Agua Bonita y la Aguadita como se indicó a través de algunas fuentes, por cuanto todas las entidades como la Policía, Defensa Civil y los mismos bomberos se encuentran en los puntos con dificultades y no han reportado informes adicionales.

El hecho es que hay dificultades y en estado de alerta en buena parte de Silvania, Fusagasugá y las zonas rivereñas el río Sumapaz.

Noticia en desarrollo. . . . . . . . .  

Loading...