Alcaldía de Fusagasugá se queda “corta” en ejecución presupuestal.

Fusagasugá

Pese a las reiteradas solicitudes para que el mandatario  Luis Cifuentes Sabogal atienda críticas necesidades de la ciudad en especial en materia de movilidad, es decir tránsito, al igual que en el aspectos relacionados con lo social, la recuperación del espacio público y la cultura, la administración local se quedará con cerca de $35 mil millones en los bancos. Puede ser un indicativo de que no se cumplieron  las metas impuestas por el despacho y que la gestión gubernamental no cumplió con las expectativas de buena parte de los habitantes del municipio.

 

Informe Especial.

El escenario se conoció a raíz de los debates programados por la Comisión Segunda del Concejo Municipal cumpliendo con el análisis y trámite del proyecto de presupuesto para el año que viene, asunto en el cual intervino la secretaria de Hacienda, Milena Ávila Hurtado hace poco.

Reportó que, en efecto, cerca de 35 mil millones de pesos serán adicionados en el presupuesto para el año que viene pero también indica que varios proyectos diseñados para la actual vigencia quedarán en el aire; ya no hay tiempo para sacarlos adelante.

Entre otras quedarán pendientes iniciativas como la semaforización de la ciudad, la programa señalización de tránsito, recuperación de vías y, en general, varias propuestas inicialmente contempladas con el propósito de mejorar la movilidad de la ciudad.

De la misma forma quedaron dentro del tintero planes de alto contenido social como la cultura; a la espera quedaron trabajos que deben ser dirigidos a través de las Escuelas de Formación con lo cual se frustra la intención de que los jóvenes se comprometan, por ejemplo, en actividades que los aleje de las drogas y de las manos de la delincuencia. Es tal vez el frente más pobre en materia de ejecución.

Así mismo se conoció a lo largo de los debates de control político que quedarán engavetados trabajos relacionados con la recuperación del espacio público, la implementación de la UPJ, es decir la Unidad Permanente de Justicia –sitio a donde deben ser llevadas de manera preventiva las personas que causen problemas como por ejemplo ebriedad-, como también la dotación de las oficinas de los corregimientos que hoy no cuentan con elementos mínimos como computadores, impresoras y muebles para que los funcionarios cumplan con su misión. Los dineros asignados para ello no fueron invertidos.

Indagando más sobre las platas que no fueron invertidas a pesar de estar contempladas en el presupuesto de este año y que son importantes para atender, en este caso, a la población vulnerable, pudo establecerse que el Gobierno Municipal no cumplió con una tarea vital y de alto contenido social considerando que es dirigido a los sectores más pobres de la ciudad.

Se trata del Banco de Alimentos que no ejecutó ningún trabajo, mejor dicho no está operando, pero si pagó la nómina del personal asignado a esa entidad. La misión le fue encomendada al ex concejal Ismael Nemeguén quién, como todo parece indicarlo, recibió honorarios pero no cumplió con la tarea.

En resumen la Alcaldía alcanzó una pobre ejecución del presupuesto asignado para este año y quedaron pendientes vitales programas requeridos de manera urgente por la ciudad.

Inicialmente el presupuesto había sido tasado en $146 mil millones de pesos pero con adiciones y otros recursos asignados al municipio la suma ascendió a $176 mil millones; como se indicó no fueron ejecutados $35 mil millones es decir cerca del 25% que permanecerán en bancos.

*Encuentre y reciba más información de Fusagasugá uniéndose al fan page: 

https://goo.gl/13uuPz

*Espacio publicitario

Loading...