Sobre pistas seguras persiguen asesinos de comerciante en Fusagasugá.

Fusagasugá

La Policía se mostró confiada en dar con el paradero de los criminales que el domingo pasado 17 de julio, 10 y 30 de la noche, cegaron la vida de Héctor Fredy Celis Ríos de 46 años quién atendía el establecimiento comercial denominado La Tienda de Lizz ubicado en inmediaciones del Cartódromo sobre la vía entre Silvania y Fusagasugá.  En la escena del crimen recogieron suficientes evidencias las cuales, junto a información de varias testigos, le permite avanzar de manera importante en las investigaciones a manos de la Sijín  del Distrito Uno  Policía Nacional.

 

De acuerdo a los  reportes conocidos en medios cercanos a los uniformados, tres hombres con edades entre los 30 y 40 años se encontraban ingiriendo cerveza en el citado establecimiento cuando de un momento a otro se escucharon varios disparos que llamaron la atención de los vecinos del lugar.

Cuando acudieron a verificar lo ocurrido se encontraron con el cuerpo de la víctima tendido en el piso en medio de un charco de sangre;  enteraron de lo ocurrido a la Policía de Fusagasugá que dispuso de acciones inmediatas y urgentes para frenar la huida de los responsables del hecho de sangre e iniciar las pesquisas.

Algunos de los habitantes del sector dijeron que varios hombres partieron precipitadamente luego de los hechos tomando diferentes vías, una de ellas la carretera que conduce hacia el sector de La Aguadita por lo que dispusieron un plan candado.

Otros más indicaron que los sospechosos habían llegado y huido en moto pero todas esas versiones luego fueron descartadas precisamente con fundamento en informaciones de otras personas que minutos antes habían ingresado a la tienda. De todas formas esas posibilidades no han sido eliminadas por los agentes que tomaron el caso.

De acuerdo a las evaluaciones e hipótesis que manejan los detectives es que se trata de individuos que habitan en la zona debido a que no portaban maletas, cascos u otros elementos que hicieran pensar que se trata de personas venidas de otra zona.

Sobre las razones del crimen todo indica que se debió a alguna clase de discusión entre el occiso  y sus asesinos, es decir a una escena de intolerancia. Lo anterior debido a que no se encontraron indicios de un robo por cuanto nada se llevaron los asesinos.

Como quiera que sea los investigadores recogieron varias pistas entre ellas, a través de testigos, los rasgos y características de los tres hombres quienes muy posiblemente cometieron el homicidio. Igualmente y mediante procedimientos a manos de grupos especializados del CTI recaudaron huellas dejadas por los sospechosos en las botellas de las bebidas que consumieron por largas horas.

Por todo ello la Policía se muestra optimista en establecer la identidad  de los homicidas y su detención. Las investigaciones quedaron en manos del mismo grupo que aclaró los asesinatos de Ana María Bedoya y el profesor Carlos Alberto Rodríguez, entre otros, ocurridos hace poco en Fusagasugá.

*Encuentre y reciba más información de Fusagasugá uniéndose al grupo de facebook: 

https://www.facebook.com/groups/1638930353040820/?fref=ts

*Espacio publicitario

Loading...