Cae banda poco después de saquear bodega de llantas en Fusagasugá.

Fusagasugá

Habían robado mercancías por valor superior a los 420 millones de pesos representados en  neumáticos, rines de lujo, tapetes para vehículos, baterías, televisores y computadores de un negocio ubicado a pocos metros de la bomba La Shell, sector de la Pampa, sobre la Panamericana. Fueron detenidos cuando trataban de huir luego que la Policía de la ciudad se diera cuenta de que la organización había literalmente desocupado el establecimiento en horas de la madrugada del pasado sábado.

 

Los ladrones ingresaron al inmenso local abriendo una ventosa aprovechando cierta comodidad que les brindaba a esa hora una edificación vecina, poco elevada, para acceder a un baño del segundo piso del establecimiento que habían escogido para cometer el robo.

Estiman los organismos de inteligencia que los bandidos ya habían estudiado el lugar por cuanto sabían en qué sitio debían violentar la pared; además lo primero que hicieron fue  desactivar los sistemas de seguridad y las redes de las cámaras instaladas para detectar la presencia de ladrones como en este caso. Quiere decir que conocían algunos detalles importantes.

Una vez adentro procedieron a abrir las puertas de la bodega para comenzar a cargar las mercancías en tres camiones que habían llevado para movilizar el botín.

Fue entonces, como a eso de las 3 y 15 de la mañana, que una patrulla de la Policía, en sus rondas habituales, cruzó por el lugar. Los agentes vieron cómo unos hombres, que actuaban como “campaneros”, se pusieron en fuga en un automóvil Mazda 6 color verde marqués; tomaron la ruta hacia Chinauta.

De inmediato alertaron a sus compañeros sobre lo que estaban observando; en principio pensaron que eran unas personas que se encontraban en estado de embriaguez y que trataban de esquivar la acción de los uniformados.

A la vez se dispusieron a inspeccionar la zona cuando se percataron que, en realidad, se trataba de un robo; los tres camiones que se encontraban parqueados frente al negocio partieron, uno hacia el sur y los otros dos en dirección a Fusagasugá.

Uno de ellos fue interceptado en Súbia mediante operación candado que ya habían dispuesto a esa hora la policía con el propósito de cerrarle el paso a los antisociales. Intervinieron todos los uniformados de la zona.

El segundo fue encontrado en una calle cerca al casco urbano de Fusagasugá sin mercancías -no alcanzaron a cargarlo-  y el tercero en Chinauta, frente a Maxi Éxito en donde los uniformados habían dispuesto un retén.

De acuerdo a la información suministrada por el capitán Luis Carlos Torres, comandante encargado de la Policía en Fusagasugá, la banda está integrada por delincuentes provenientes de Ibagué y Bogotá, que suelen atacar en la zona.

La organización es conocida como “Los Tatos”; de este operativo fueron capturados 7 individuos, tres de los cuales fueron cobijados con medida de aseguramiento en decisión adoptada por la justicia local.

En total fueron incautados tres vehículos, entre ellos un furgón rojo de placas WTH 735, otro de color blanco y el automóvil Mazda 6.

*Encuentre y reciba más información de Cundinamarca uniéndose al grupo de facebook: https://www.facebook.com/groups/323051767900184/

 

*Espacio publicitario

 

Loading...