Infectado de “rabia” muere niño en Mesitas del Colegio, Cundinamarca.

Cundinamarca

El lamentable episodio motivó una campaña de la Secretaría de Salud del departamento y el país, a manos de las autoridades médicas que quieren frenar nuevos casos de este tipo; a nivel nacional ya se han presentado 12 decesos por esa causa durante los últimos 12 años. Los organismos correspondientes a nivel municipal fueron alertados sobre los procedimientos que deben seguirse para atender episodios de esta clase.

 

De acuerdo a la información oficial el trágico suceso se ocurrió en la vereda  Santa Isabel de la mencionada localidad  a comienzos de agosto cuando el jovencito, de 12 años, fue arañado por un gato silvestre que, de acuerdo a las evaluaciones científicas, se encontraba  infectado por la peligrosa enfermedad.

Indican los exámenes que el felino, a su vez, fue contagiado por otro animal silvestre hematófago –pudo ser un murciélago o un zorro-, y este, a su vez, traspasó la enfermedad al menor.

Luego de ello el niño, entre el 24 y 30 de agosto, presentó decaimiento en su salud, circunstancia ante la cual los padres decidieron llevarlo al Hospital Nuestra Señora de El Carmen y de allí, debido al diagnóstico, fue remitido a la Misericordia de Bogotá. Finalmente pereció.

“Cuando se presentan síntomas ya no hay nada que hacer. La rabia es una enfermedad mortal y hay dos tipos de ella: una de carácter doméstico, de la cual en Colombia no se tienen casos mortales desde el año 2007. La otra es la rabia silvestre, transmitida por animales como murciélagos y zorros, que pueden atacar a los humanos o a los animales domésticos. En ambos casos es importante consultar al médico, en especial si se desconoce la ocurrencia de la mordedura”, explicó Fernando Ruiz Gómez, viceministro de Salud.

Frente a esta situación, la Secretaría de Salud de Cundinamarca inició una “búsqueda activa comunitaria”, donde se hizo una identificación del hogar del menor y sus integrantes, extendiendo la inspección a las viviendas ubicadas 1 km alrededor de la zona del hecho.

Luego se amplío la inspección a siete veredas circunstantes donde se inspeccionaron en total 546 personas, 882 mascotas y 245 viviendas, que no registraron ningún tipo de afectación. Actualmente se hacen inspecciones en todo el municipio, con jornadas de vacunación especiales que arrojan a la fecha un 95% de gatos vacunados y 75% de perros.

“Lamentablemente la familia nunca consultó por el evento. El menor comenzó a presentar síntomas un mes y medio después del incidente con el gato y cuando sucede esto y se le ha trasmitido la rabia ya no hay nada que hacer. Creo que este es el mensaje más importante, un ser humano que es agredido por un animal salvaje o incluso doméstico debe ser llevado inmediatamente al médico, previo lavado con abundante agua limpia y jabón, dejando el jabón unos cinco minutos antes de lavar. Hay que llevarlo inmediatamente al médico, donde le harán un lavado más exhaustivo, porque los animales no solamente transmiten rabia sino otro tipo de infecciones”, observó Germán Guerrero, secretario de Salud de Cundinamarca.

La Secretaría Departamental de Salud y el ICA adelantan, además, un trabajo para identificar los municipios de la región donde hay presencia de murciélagos, para programar las acciones a seguir en este caso.

*Encuentre y reciba más información de Cundinamarca uniéndose al grupo de facebook: https://www.facebook.com/groups/323051767900184/

Loading...