Trashumancia electoral afecta a mitad de municipios de Cundinamarca.

Cundinamarca

Por ello el Consejo Nacional Electoral anuló la inscripción de importante número de cédulas de cara a las elecciones regionales del próximo 25 de octubre, decisión adoptada luego de evaluar cada uno de los casos denunciados.  Este proceso de investigación se cumplió coordinadamente entre las autoridades electorales y la Gobernación bajo el interés de garantizar transparencia en el proceso de este mes.

 

Adicionalmente y dentro de la misma intensión la Registraduría Nacional ha adelantado pruebas del funcionamiento de los sistemas de transmisión de datos que serán utilizados  durante el debate regional. Igualmente determinó el traslado temporal de 90 registradores municipales.

De la misma forma la Policía Nacional anticipó que adelanta y realizará operativos especiales de vigilancia en Cota y Zipaquirá en donde, de acuerdo a las autoridades, existen condiciones de alto riesgo. Precisamente en esta última ciudad fueron anuladas 2.100 cédulas inscritas.

Estas las poblaciones afectadas con la medida:

Agua de Dios, Anapoima, Apulo, Beltrán, Cabrera, Cajicá, Caparrapí, Cáqueza, Carmen de Carupa, Chaguaní, Chía, Choachí, Chocontá, Cogua, Cota, Cucunubá, El Rosal, Fúquene, Fusagasugá, Gachalá, Gachancipá, Girardot, Guachetá, Guaduas, Guayabal de Síquima, Guayabetal, Jerusalén, Junín, La Mesa, La Peña, La Vega, Medina, Mosquera, Nemocón, Nilo, Nimaima, Nocaima, Pandi, Pasca, Pulí, Puerto Salgar, Quebradanegra, San Juan de Rioseco, San Francisco, Sasaima, Simijaca, Subachoque, Supatá, Tenjo, Tibirita, Topaipí, Venecia, Vergara, Vianí, Villeta, Viotá, Zipacón y Zipaquirá.

Para el proceso que se avecina Cundinamarca cuenta con un potencial electoral cercano a los 2 millones de personas según cifras de la Registraduría.

El próximo 25 de octubre en Cundinamarca elegirá gobernador del departamento, 16 diputados a la Asamblea, 116 alcaldes, 1.178 concejales y más de 1.000 ediles en 4.259 mesas de votación habilitadas hasta el momento.

Loading...