19
Jue, Oct

¿Despilfarro en Cota, Cundinamarca?

Cundinamarca

¿Un pobre rico o un rico pobre? A estas alturas nadie sabe, o nadie entiende, para qué o por qué es que el alcalde Carlos Julio Moreno Gómez quiere endeudar más a los cotenses –él se va y las deudas quedan- cuando ni siquiera se ven resultados de las obras financiadas con anteriores créditos. Nadie, ni el Concejo, ni el contralor de Cundinamarca, Ricardo López, a quien se le ha pedido que indague el asunto, ha sido capaz de despejar dudas sobre la suerte de las inversiones.

 

Informe Especial.

Unidad Investigativa DaD.

Mientras la mayoría de los municipios colombianos sufren por la falta de recursos y pasan buena parte del tiempo raspando sus reducidas arcas para desarrollar proyectos de infraestructura,   en Cota, Cundinamarca, hay para gastar y malgastar a manos llenas; por lo menos así pareciera ser analizando el manejo financiero de las tres últimas administraciones.

Cierto es que este municipio tiene importantes y envidiables ingresos que la hacen una de las entidades territoriales más solventes solo comparable con Itagui, Antioquia, y otras muy pocas, a lo sumo cuatro o cinco, si se lanza una mirada al escenario nacional.

Por ello no se entiende la persistencia de la última tripleta de gobiernos que quiere, como si fuera un capricho, endeudarse sin mayores justificaciones y, lo que es peor, sin mostrar resultados de las jugosas y anteriores inversiones asumidas precisamente gracias a operaciones bancarias.

El endeudamiento millonario de la Alcaldía –la actual- en  cifras que no alcanzan a ser siquiera el presupuesto de un año de un municipio de sexta categoría, deja más interrogantes que respuestas, pese a que aún tiene obligaciones crediticias, de la administración pasada y no han concluido dichas obras.

Para no romper la dinámica de sus antecesores, o para no desentonar con ellos, el actual alcalde Carlos Julio Moreno Gómez acaba de presentar al Concejo Municipal un proyecto de acuerdo que le permita créditos por  la no despreciable suma de $60 mil millones, pese a que aún tiene obligaciones por $47 mil millones de  vigencias futuras, mejor dicho, que aún se encuentra bien hipotecada la ciudad.

Debe aclararse que este proyecto fue archivado en Comisión pero se supo que será nuevamente presentado en sesiones extraordinarias.

 

Imágenes del documento que contiene el proyecto del alcalde Carlos Julio Moreno Gómez para que el Concejo apruebe un crédito por 60 mil millones de pesos.

Al escuchar estas cifras cualquier desprevenido ciudadano podría pensar que se trata de un municipio excepcional, una especie de paraíso, frente a lo que se vive en otras poblaciones en su mayoría consumidas por la corrupción o que, al menos, el comportamiento de sus mandatarios deja dudas.

Cota hoy luce como un municipio al borde de la quiebra, más cerca de la insolvencia  que de la próspera ciudad que cualquier observador podría imaginarse al considerar sus boyantes ingresos.

Según uno de sus habitante quién ejerce posición como veedor y  que conversó con noticiasdiaadia.com, esta es una población, “sin eficiente servicio de acueducto, sin andenes, sucio, desordenado, con un parque que nos costó trabajo determinar que a esto le llamen un parque principal, roto por todos lados, con una cancha de básquetbol en medio del parque- con una que otra casa con algo de conservación, pero por lo demás, un desastre total”.

La apreciación es generalizada dentro de la población; conversando con ellos se hace notable el malestar debido a que constantemente están sin agua, por lo cual no entienden la razón de la entrega de numerosas  licencias de construcción para elegantes condominios.

Advierten que estos procedimientos se cumplen sin  la debida planeación, sin medir el impacto de las obras y la ejecución de buen número de ellas al mismo tiempo. “Quizás obedecen más al afán del Alcalde por darle cumplimiento a sus compromisos con quienes habrían aportado a su campaña y no a la construcción ordenada, responsable y planificada de la infraestructura”, concluyen.

Muestran descontento por las actuales obras en ejecución derivadas de la aprobación de vigencias futuras varias de las cuales, denuncian, presentan mala calidad además de que tiene  temor de que hayan sido adjudicadas de forma amañada. Estas inquietudes también fueron presentadas al Contralor de Cundinamarca, Ricardo López, pero nada que entrega razón.

Otra pregunta que se formulan los veedores es ¿qué hacen con el presupuesto de 112.000 mil millones de pesos, aprobado para esta vigencia fiscal, para una población aproximada de 27.000 habitantes que tiene este municipio?

Las preocupaciones sobre el comportamiento de los responsables del manejo del municipio, con todos y sus recursos, desvelan al concejal Marco Umaña del Polo Democrático, tal vez el único que hace oposición en el coadministrador local.

En declaraciones a este medio, a manera de interrogante, dijo que en Cota “hay presupuesto suficiente como para que el presidente del concejo Andrés Eslava Verdugo, le haya asignado un contrato de asesoría a la madre de su novia -quien al parecer pertenece a la familia de la esposa del gobernador Rey-, por la suma de 110 millones de pesos para ser ejecutado en 4 meses, contrato que se liquidó debido a las denuncias de la veeduría ciudadana Siembra Cota y del concejal Umaña”.

Otras apreciaciones advierten que el municipio pareciera estar dividido en dos: uno el de los elegantes condominios a las afueras del municipio y otro en el área urbana y alrededores, donde impera un desarrollo anárquico, condición muy alejada a la añorada calidad de vida que espera la población y por la cual votaron en las tres últimas elecciones locales.

En campaña el actual alcalde Carlos Julio Moreno, se había comprometido a no endeudar al municipio y a no repetir la historia de sus antecesores, algo que los ciudadanos ven cada vez más lejos del lema de su administración “El cambio con el pueblo, es ya”. Sienten que, en realidad, fueron nuevamente engañados.

Pero, tal vez, lo que más les angustia es que no haya entidad alguna que despeje dudas; que aclare la situación. En el Concejo Municipal no se hace efectivo control político y los organismos envestidos de autoridad para poner orden en cuando al manejo de los dineros oficiales, tampoco lo cumplen.

En repetidas oportunidades, como ya se indicó, han remitido notas al contralor Ricardo López para que adelante un arqueo sobre el manejo de los dineros del municipio, pero nada. “Prefiere recorrer el departamento diciendo que bajo su administración si hay control; pero nada que muestra resultados”.

*Encuentre y reciba más información de Cundinamarca uniéndose al fan page:  https://goo.gl/13uuPz

*Espacio publicitario

Loading...