Campesinos recuperan tierras arrebatadas por las Farc y paramilitares en Cundinamarca.

Cundinamarca

Ocurrió en San Juan de Rioseco, Magdalena Centro,  en fallo proferido por el Juzgado Civil del Circuito Especializado en Restitución de Tierras para el Distrito Judicial del departamento.  Les fueron devueltas las propiedades  a un labriego a quién lo habían desalojado tras quedar en el centro de una disputa territorial entre los bandos armados irregulares.

 

Ramón Isaza, alias “El Viejo”,   y los comandantes de las guerrillas –frente 22 Simón Bolívar y el 42- se enfrascaron en una cruenta lucha para hacerse a una estratégica franja en límites con Tolima, que les permitiera pernoctar y desplazarse sin dificultades dentro de sus actividades terroristas y de narcotráfico, circunstancia ante la cual las familias campesinos tuvieron que irse a fin de salvar sus vidas en la década de los noventa.

Junto a la recuperación de sus potreros la familia campesina fue beneficiada con la “condonación y exoneración de las obligaciones tributarias del tiempo que duró el desplazamiento y dos años posteriores a la entrega del predio, la asignación de recursos para el desarrollo de proyectos productivos, el respaldo de la Fuerza Pública para un retorno con seguridad a la zona y asignación de subsidio de vivienda por parte del Banco Agrario”.

San Juan de Rioseco, que experimentó un 80% de desplazamiento, se constituye en la primera localidad cundinamarquesa en recibir la aplicación del proceso luego de una etapa de sangrientos sucesos en los cuales murieron asesinados tres dirigentes campesinos y experimentó actos terroristas.

 

Loading...