26
Lun, Jun

Desde la cárcel de Guaduas, Cundinamarca, también se extorsionaba.

Cundinamarca

Ocurría lo mismo que en La Picota, Bogotá; Cómbita, Boyacá; La Ternera, Bolívar; las Mercedes, Córdoba; Doña Juana, Caldas; Pedregal, Medellín; Palo Gordo, Santander; San Isidro, Cauca y la Vega, Sucre. En total fueron ubicados 201 prisioneros integrantes de 34 redes con sus respectivos jefes,  quienes realizaban llamadas para exigir dinero a víctimas seleccionadas dentro de todos los sectores de la población.

 

Todo lo anterior fue puesto al descubierto  mediante la Operación Demoledor en  acciones conjuntas adelantadas por la Policía Nacional, las Fuerzas Militares, la Fiscalía y el Instituto Penitenciario y Carcelario, Inpec, siguiendo el propósito por frenar la comisión de más delitos desde las cárceles del país.

Adelantaron intervenciones que permitieron incautar 246 celulares, 205 sim cards,  25 USB y Micro SD, 4 modem, 53 cargadores y baterías al igual que 29 agendas las cuales contenían información sobre los comerciantes, empresarios, ganaderos y personas del común quienes estaban siendo extorsionadas.

Mediante la información recogida las autoridades pudieron también identificar a otros 167 hampones quienes eran los encargados de materializar los delitos y recoger los dineros de los chantajes. Alcanzaron a recaudar un aproximado a los 5 mil millones de pesos conforme a los estimativos de inteligencia.

 

 

Loading...