Pesado retorno de Semana Santa en Cundinamarca.

Cundinamarca

Muy congestionadas se ofrecieron las principales vías  del departamento ante el masivo regreso de viajeros este domingo hacia Bogotá al cierre de los actos religiosos de los Días Santos. Las mayores dificultades fueron reportadas a lo largo de la Autopista Girardot – Bogotá y al Llano, al igual que entre Villeta y la capital colombiana; menores problemas se conocieron hacia el norte.

 

Desde tempranas horas  los viajeros comenzaron a regresar a Bogotá complicando el tránsito el cual fluyó con cierta lentitud entre Chinauta y Chuzacá; allí, por el peaje, se registró represamiento importante, condición que se complicó por el paso en Soacha. Algunos automovilistas optaron por utilizar la carretera Fusagasugá – San Miguel - Sibaté.

Aunque el tráfico fluyó hacia la capital de la república serios problemas enfrentaban los viajeros hacia el sur.

Temprano este domingo las autoridades continuaban atendiendo las dificultades desatadas por la caída de una enorme piedra que atropelló un taxi al finalizar la tarde de este sábado, suceso registrado en la vereda Pantanos entre Anapoima y Mosquera.

El percance fue solucionado poco después del mediodía del Domingo Santo aliviando el retorno desde el sur de Cundinamarca a Bogotá por las carreteras del Tequendama. Sin embargo no descartan nuevos cierres en la medida que puedan registrarse lluvias lo cual pondría nuevamente en riesgo la caída de rocas por ese sector.

De la misma forma las autoridades reportaron inconvenientes al estrellarse un bus intermunicipal afiliado a la empresa Arizona  en hechos registrados a la altura del kilómetro 37 sentido Bogotá – Sesquilé, sector San Isidro, a eso de las 4 de la tarde. Entre Susa y Ubaté se presentó otro caso similar, aunque sin novedades mayores.

Choques menores se presentaron entre Susa y Capellanía en inmediaciones de la laguna de Fúquene. Los reportes corresponde a lo sucedido  hasta las 8 de la noche.

A última hora se supo que hay serios inconvenientes en el peaje de Chuzacá en donde el represamiento de vehículos alcanza varios kilómetros.

 

Loading...