Máxima alerta en Cundinamarca por fuertes aguaceros y tormentas eléctricas.

Cundinamarca

Los Bombero del departamento han tenido que emplearse a fondo este sábado en horas de la tarde debido a varias emergencias que ocasionaron la muerte de cinco personas y heridas a  siete más. Simultáneamente dispusieron permanente vigilancia a las cuentas hídricas de la Provincia del Gualivá en donde las precipitaciones se ofrecen de manera agresiva.

 

El caso más grave ocurrió en el sitio conocido como Puerto Araujo jurisdicción de Tena, Centro de Cundinamarca y en la Región del Tequendama, sobre la vía que de Bogotá conduce a Girardot; hacia las 6 de la tarde de este sábado una roca de proporciones importantes cayó sobre el bus de Flota San Vicente de placas TSV 617  mientras cubría la ruta entre la capital colombiana, la Mesa, Tocaima y la ciudad de las acacias.

Allí quedaron cuatro personas muertas atrapadas dentro de las latas del automotor, mientras otras siete salieron con lesiones de diversa gravedad quienes fueron trasladadas a centros médicos por bomberos de La Mesa, Tena y Devisab que acudieron al sitio de la emergencia. Fueron identificadas las víctimas fatales como Jorge Guillermo Barrios, 35 años; Otoniel Barrios, 42 y Paula Andrea López Mejía, entre 23 y 25 años. De la cuarta víctima aún no ha podido establecerse cómo se llamaba.

Este es el sitio en el cual el bus de Flota San Vicente fue impactado por una roca que se desprendió tras los aguaceros de las últimas horas.

Otra víctima se presentó después del mediodía en el sitio conocido como Chacal sobre la vía que de Tenjo conduce a Bogotá; un rayo alcanzó a un hombre de aproximadamente 43 años que se encontraba en el lugar; tampoco se conoce su identidad. El caso fue asistido por Bomberos de esa ciudad.

Una tormenta de rayos registrado en la Sabana Centro cobró la vida de un hombre en zona rural de Tenjo, Cundinamarca.

Un episodio más, que no tiene que ver con el invierno,  ocurrió sobre la vía que de Villavicencio conduce a Bogotá. En el sitio conocido como Comederos, jurisdicción de Cáqueza oriente de Cundinamarca, kilómetro 29, un bus de Flota Macarena se incendió por razones aún no dadas a conocer por las autoridades.

De este caso no resultó ninguna persona herida aunque el vehículo quedó prácticamente reducido a cenizas.

A la altura de Comederos, jurisdicción de Cáqueza, se presentó el incendio de este bus de Flota La Macarena.

Por todo lo anterior y otros casos preocupantes provocados por las lluvias  de las últimas horas, los Bomberos de Cundinamarca se declararon en máxima alerta. Solicitaron a todas las autoridades de prevención y atención de desastres que permanezcan atentos principalmente monitoreando ríos, quebradas y puntos que puedan ocasionar deslizamientos de tierra.

Los mayores riesgos, de momento, se presentan en la Región del Gualivá particularmente a lo largo del Rionegro que ofrece elevados niveles de agua. Para el coordinador de Bomberos en el departamento, capitán Álvaro Farfán, no se puede bajar la guardia durante las próximas horas en todo Cundinamarca y el centro del país debido a los pronósticos nada alentadores de las autoridades meteorológicas que adviertes sobre la posibilidad de duros aguaceros.

*Imágenes Bomberos Cundinamarca

 

Loading...